Nativos digitales

Dentro de El Experto Opina 0 comentarios

Escrito por Andy Stalman, director general de Cato Patners Europe y publicado en el diario ABC.

Todos, de una manera u otra, vivimos la revolución digital que experimenta la sociedad. Unos la reciben con expectación y se adaptan a los cambios. Otros se muestran reticentes y prefieren mantenerse alejados. Pero existe una generación que crece al mismo tiempo que se produce esta revolución. Son niños que han nacido con el gen tecnológico. Tienen menos de cinco años y, posiblemente, acudirán a un museo para conocer un disco CD, sólo conciben pantallas táctiles y entienden que la conectividad no depende de cables, ni de terminales.

Hoy en día, la tecnología ha cambiado lo que significa educar a un niño que, además, se desarrolla en un ambiente irreconocible para sus padres y abuelos. Para los nativos digitales su perspectiva va más allá de lo que proyecta la televisión, pues también existen los smartphones, las tabletas  y los ordenadores. Se trata de niños que adquieren esas habilidades incluso antes de ser seres autónomos. No saben vestirse por sí solos, lavarse los dientes o llevarse el tenedor a la boca.

Un estudio realizado por el grupo AVG Internet Security, con 2.200 madres de 10 países distintos entre los que se encuentra España, recoge algunos datos de interés: el 58% de los menores de entre dos y cinco años utiliza el ordenador para jugar, el 25% puede abrir una página web y el 19% maneja un app de un smartphone. De ese total, el 52% sabe montar en bicicleta, el 20% puede nadar y el 11% atarse los zapatos.

¿Corremos el riesgo de que se forjen personalidades sesgadas? Quizá todas ellas respondan a un mismo patrón, derivado de estar sometidos a unos estímulos similares, enlatados, artificiales…

Aunque no creo que estos niños dejen de sorprenderse al ver ladrar un perro, al sentir el viento en la cara cuando estén en un columpio o al apagar una vela, la respuesta la conoceremos cuando pasen unos años. Ahora, los primeros síntomas son pequeños seducidos por la pantalla, por la magia de tocar un botón y tener ante sus ojos un mundo sin límites.

Por todo ello, no caigamos en la tentación de demonizar la tecnología que, en general, es beneficiosa. En su origen fomenta la curiosidad, el instinto de superación, el conocimiento, el progreso… Busquemos un punto intermedio, un lugar de encuentro en el que los avances supongan un elemento de mejora, pero que no condicionen el desarrollo de los sentidos, de los sentimientos y de las experiencias con nuestro entorno cotidiano. De lo contrario, la evolución  digital tendrá como contrapartida un retroceso en la evolución humana.

Las fronteras entre estos mundos son difíciles de establecer. El uso de la tecnología no nos hace mejores ni peores. Ni ser un hijo de ella te hace más apático o insensible. Habrá tendencias, pero cada caso será un universo único.

   Escrito por Colaboraciones   |   26 July 2012 0 comentarios
Tags : , ,

Posts Relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios. Sé el primero en dejar uno!
Deja un comentario

Anterior
«
Siguiente
»
Delighted Black designed by Christian Myspace In conjunction with Ping Services   |   French Teacher Jobs   |   Maths Teacher Jobs