MICROTEATRO POR DINERO

Dentro de El Experto Opina 0 comentarios

Escrito por Santiago Quiroga, Director de Certámenes de IFEMA

Hace años, Madrid era, teatralmente hablando, una capital algo anquilosada en esquemas conocidos, mientras que los aspectos más experimentales se llevaban a cabo en otras localidades, preferentemente Barcelona, y sólo llegaban aquí una vez que alcanzaban un éxito suficiente.

Sin embargo, las últimas temporadas, el panorama ha cambiado: primero con el nacimiento y fortalecimiento de las Salas Alternativas, cada vez más volcadas en programaciones más sólidas, y luego con propuestas de riesgo que han conseguido calar en el público.

A modo de ejemplo, el Teatro de la Puerta Estrecha (uno de los clásicos de Lavapies) ofrece Ese Sol de la Infancia, una semblanza de los últimos días de Antonio Machado , que nos invita a hacer un recorrido por diversas habitaciones, dando la sensación de inmersión en una intimidad ajena .

De todas maneras, la apuesta más radical y más conseguida, se denomina Microteatro por Dinero.

Ubicada en una antigua carnicería de la calle Loreto y Chicote, el espacio se estructura en cinco pequeñas salas (ninguna con capacidad superior a diez o doce personas) donde en sesión continua , se representan piezas de entre diez y quince minutos de duración.

La programación cambia cada mes y es posible ir empalmando de una a otra.

Si bien es difícil establecer una valoración crítica de un conjunto de piezas tan diferentes, la experiencia es muy enriquecedora, primero porque está llevada a cabo con seriedad y cuidando cada segmento como si fuese una pieza de dos horas, en segundo lugar por la cercanía que impone y la sensación, más que nunca, de estar asistiendo a una ceremonia íntima.

Los sábados y domingos por la mañana hay también programa infantil.

Y en el piso de arriba, un bar con mucho sabor donde poder esperar tiempos muertos entre obra y obra.

En resumen , el teatro reinventándose y convirtiéndose en una experiencia, sin olvidar nunca sus cimientos , un buen texto y unos buenos actores, pero siendo capaz de ofrecer algo totalmente diferente.

Quizás esto tenga algo que ver con lo que proponía Lampedusa en El Gatopardo, “Todo tiene que cambiar para que todo siga igual”.

Santiago Quiroga

Sqfl.blogspot.com

   Escrito por Colaboraciones   |   13 January 2011 0 comentarios
Tags : , , , , , ,

0 Comentarios

Sin comentarios. Sé el primero en dejar uno!
Deja un comentario

Anterior
«
Siguiente
»
Delighted Black designed by Christian Myspace In conjunction with Ping Services   |   French Teacher Jobs   |   Maths Teacher Jobs