¡ESPAÑOLES A LAS COSAS!

Dentro de El Experto Opina 5 comentarios

Escrito por Andy Stalman, director general de Cato Partners Europe

Instantes después de que Rafa Nadal levantara la copa del US Open de Tenis, las redes sociales y los medios de comunicación digitales  ensalzaban las cualidades de este joven mallorquín. Además de su  innegable calidad como deportista, destacaban su espíritu de superación y su coraje, especialmente cuando se enfrenta a situaciones adversas. Este mismo mensaje se repetía una y otra vez en radios y televisiones, e inundaba al día siguiente las portadas de los principales diarios del mundo.

Nadal se había erigido, nuevamente, en uno de los principales embajadores de España. Pero no sólo eso, también se ha convertido en un modelo a seguir. Un ejemplo de cómo el trabajo, el esfuerzo, las ansias de superación y la humildad son los ingredientes para alcanzar el éxito. Unos valores que se podrían aplicar a nuestro país, que podrían ser los pilares de nuestra proyección al exterior y que, de ser asumidos a todos los niveles, desde los líderes institucionales y empresariales, a los emprendedores, los jóvenes y toda la ciudadanía en general, la imagen exterior se materializaría de manera óptima.

Sin embargo, cuando buscas en la página web InvestinSpain.org, entidad que depende del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, cuáles son los motivos para invertir en España, sus promotores señalan seis: economía atractiva, entorno empresarial competitivo,  telecomunicaciones modernas, plataforma de negocios internacional,  población altamente cualificada y calidad de vida excepcional.

Un país, al igual que una marca, un producto, un servicio o una empresa, debe ofrecer un mensaje inimitable para destacar en este universo de informaciones que fluyen buscando atraer la atención de las audiencias, de atraer el dinero de los inversores (llamémoslos  turistas, estudiantes, compañías, etc.).

No debemos olvidar que vivimos un momento histórico. El mundo está patas arriba y nadie se anima a vaticinar el futuro que está por venir. Europa es un péndulo que pasa de crisis (Irlanda, Grecia, Portugal) a crecimiento (Alemania, Polonia, Suecia). España, que es un péndulo en sí misma, tiene hoy a su favor encontrar un espacio en el mundo: grandes figuras del deporte brillando y destacando (el mundo del motociclismo es hoy español); los cuatro bancos más grandes apoyándoles y patrocinando importantes eventos (Fórmula 1, La Liga española de fútbol, la NBA, Rafa Nadal, La Roja, Pau Gasol, Alonso); empresas líderes en el sector textil copando el sector del retail  y las grandes capitales… Todos ellos con una gran proyección  internacional.

Pero no siempre tiene por qué ser así. Sea o no una  circunstancia puntual, es una situación que tenemos que aprovechar,  pero sin olvidar que otras muchas personalidades y organizaciones  españolas triunfan fuera de nuestras fronteras aunque no centren la atención mediática diaria. Nuestra Organización Nacional de Trasplantes, una referencia a nivel mundial; los vinos y bodegas españolas;  Pocoyó, presente en más de 100 países o la infraestructura ferroviaria  de Alta Velocidad que se ha creado en España, sin olvidar a muchas  pymes que por su originalidad, su creatividad o su modelo de negocio  merece la pena considerar. Desde el mundo audiovisual al campo de la animación, desde alimentación al software, desde el comercio electrónico a  las energías renovables y la lista no termina. Son iniciativas que están contribuyendo de forma muy positiva a crear una marca España sólida, moderna, innovadora, con proyección de futuro.

Pero además, son cientos de miles los españoles expatriados que llevan el sello nacional allí donde viven. No hay más que ver los muchos programas de españoles en el exterior para encontrar parte de esa inspiración y ese mensaje. Ellos también tienen una gran  responsabilidad y poder de transmitir marca España. Por eso, tenemos que apostar por un sistema educativo que se articule en base a la globalización, la multiculturalidad.., para que los jóvenes que en el futuro traspasarán nuestras fronteras no afronten otros idiomas y otras culturas como si fueran una barrera para su desarrollo profesional. Debemos educar ciudadanos del mundo que sean capaces de  transmitir todo el potencial del país del que proceden y, a la vez, que puedan asimilar lo que viene de fuera sin temor, con curiosidad.

Ahora que nos dirigimos hacia un nuevo año, vamos a retomar algunas asignaturas pendientes. En primer lugar, deberíamos dejar de ser meros espectadores para convertirnos en protagonistas de lo que está ocurriendo en el presente y de lo que está por llegar en el futuro.  Aprendamos de aquellos que hoy triunfan, porque no siempre tuvieron esa posición privilegiada, detrás de su éxito hay un duro trabajo, como bien nos ha enseñado Nadal.

El mundo no espera, países como China, Brasil o India están reconfigurando el globo, otros como Suecia, que han apostado fuerte por la innovación, la educación y la exportación están saliendo de la crisis antes que la mayoría. Se acabó el tiempo de hablar, ha llegado el tiempo de hacer. Es el momento de actuar, de  sorprender, de reconquistar de nuevo el mundo. La Edad de Oro no volverá, el mundo es otro, pero España también está demostrando que puede conquistar los mercados.

Ya estamos en la recta final de 2010. Ha sido un año complicado, lleno de desafíos y oportunidades. Sin duda fue un año intenso, un año de frustración  y también de experimentación, para echar culpas y buscar soluciones, para enfadarse y  para aprovechar nuevas oportunidades.  “La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a las personas y países, porque la crisis trae progresos, la creatividad nace de la angustia como el día de la noche oscura. De la crisis nace la  inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado”, dijo Einstein.

En 1939, Ortega y Gasset exhortaba a los argentinos a no permanecer inmóviles, a no anticiparse a  los posibles fracasos, a no escudarse en el descontento.., con la frase “Argentinos, a las cosas”. Un buen consejo que probablemente, y mas allá de las diferentes realidades,  todavía está vigente para muchos pueblos, pero que hoy podemos aplicar sin duda al caso español.

Todavía tenemos tiempo de hacer, de crecer, de creer, de  evolucionar, de salir fortalecidos de esta coyuntura;  por eso quiero apropiarme de la arenga de este gran pensador y exclamar “¡Españoles, a la cosas!

Publicado por Dossier Empresarial el 19 de noviembre de 2010

   Escrito por Colaboraciones   |   3 December 2010 5 comentarios
Tags : , , ,

5 Comentarios

Comentarios
Dec 4, 2010
17:52
#1 nor7992 :

España necesita un profundo cambio estructural; somos un país que se emborrachó a base de ladrillos y cemento antes de explotar la burbuja inmobiliaria en 2007; y nos pilló la recesión mundial en una posición muy debilitada.
A esto le unimos una casta de directivo que perciben el séptimo salario neto más alto de Europa (63,3 veces mas que la media de la plantilla)

De esto personales tan bien remunerados solo en un 13%, piensa que sería necesario invertir más en tecnología para incrementar la eficacia de su empresa (se me ponen los pelos de punta solo de pensarlo).
En la mayor parte de las economías desarrolladas el principal cambio de paradigma en los sistemas empresariales en los últimos años, ha sido el tránsito de la efectividad a la eficiencia. En España nos hemos contentado con una mano de obra eficaz (a costa de muchas horas de trabajo) y barata como pilar de nuestro éxito económico.
Los españoles tenemos que acostúmbranos de una vez por todas, a no focalizar todos nuestros problemas en los gobiernos de turno, esperando que Papa Estado nos solucione la papeleta, quizás “todos” estemos haciendo algo mal.

Dec 4, 2010
20:05
#2 Rodolfo Plata :

España atraviesa una “profunda crisis de identidad que esta poniendo de manifiesto otras crisis: la cultural, la económica, la política y la de valores”. La única manera de resolverlo, es apostando por “una educación capaz de reforzar la unidad e identidad cristiana de España, inculcando los valores supremos de la trascendencia humana refleja en Cristo, e implantado la autogestión legislativa para perfeccionar la democracia sin que importe el tipo de gobierno”; a fin de vencer el oscurantismo religioso, el islamismo y el judaísmo; los antagonismos políticos e ideológicos entre los españoles y los regionalismos separatistas; la corrupción e ineficacia de la partido-cracia. http://www.scribd.com/doc/42618497/Imperativos-Que-Justifican-y-Exigen-Urgentemente-Un-Nuevo-Enfoque-Del-Cristianismo

Dec 5, 2010
22:31
#3 blogalize :

vengo escribiendo desde hace bastante sobre el desarrollo internacional de internet, las condiciones y los condicionantes de la expansión internacional de empresas de internet (startups y otras, más consolidadas).

y, lamentablemente, las noticias de españa que he podido narrar son nulas… pero estaría feliz en hacerlo.

Alberto Delgado Dec 7, 2010
12:50
#4 El gritón :

Una vez más Andy ofrece una visión cosmopolita de lo que debería ser la actitud de un país frente a la complicada situación de crisis.Así es facil comprender como se va creando ese status de gurú. A ello contribuye su olfato para detectar temas candentes de actualidad que tocan la sensibilidad de la gente.
Hoy, sin ir más lejos, he leído una tribuna suya sobre la marca España (de la que es uno de sus indiscutibles defensores)que espero que podamos leer en este blog en breve.

May 28, 2012
15:39
#5 Elizabete :

cheers my friend, great job for you and your work.http://www.divulgaemail.com

Deja un comentario

Anterior
«
Siguiente
»
Delighted Black designed by Christian Myspace In conjunction with Ping Services   |   French Teacher Jobs   |   Maths Teacher Jobs