Porque mañana, hoy será ayer…

Dentro de Bitácora tecnológica , Comunicación 0 comentarios

Nunca antes en toda la historia de la humanidad la tecnología había evolucionado a la velocidad actual. De hecho, no es ni evolución, sino revolución. Desde la invención de la rueda y el descubrimiento del fuego, la línea de evolución tecnológica ha seguido una tendencia ascendente, pero muy paulatina. Obviamente, la revolución industrial asestó un gran golpe y el ritmo se aceleró de manera notable. Sin embargo, el momento actual, con la aparición y el desarrollo de la informática, no tiene precedentes. Una revolución que casi asusta. Porque, como dice el manido dicho: el futuro ya está aquí. Pero ha venido de sopetón. Y cada vez llega antes. Más rápido. Incluso más fuerte.

¿Y a cuento de qué viene este sermón? Lo sé, no he descubierto nada nuevo. Bienvenido al siglo XXI. Gracias… Pues viene a que acabo de leer en la prensa que la realidad virtual será el regalo estrella de esta Navidad. La unión de la tecnología y magia. De nuevo: el futuro ya está aquí. Quizá este nuevo invento dejará obsoleto el cine en 3D y sus gafas antes de que apenas haya despegado. ¿O más bien la realidad virtual será otra moda pasajera?

Los expertos apuestan por esta nueva tecnología y ya piensan en sus beneficios publicitarios. Según apuntan, la realidad virtual aporta infinidad de oportunidades para las marcas y anunciantes y ayudará a volver a conectar con los consumidores. Incluso las empresas ya están modificando su estrategia, porque ya no se venden productos, sino sensaciones. Y otro apunte importante que destacan los expertos: España es de los primeros mercados del mundo en contenido para realidad virtual.

Pero no sólo la realidad virtual me ha llamado la atención en los últimos días. Las startups están impulsando nuevos inventos que nos van a hacer la vida más fácil. Inventos de ciencia ficción pero, por fin, reales. Una cuchilla que afeita con láser, una ducha que ahorra hasta el 70% del agua o un tren que viaja a la velocidad de un avión son simplemente algunos ejemplos que indican que… sí, amigos… ¡Que el futuro ya está aquí! Sólo nos queda esperar a vivir  en las ciudades del futuro… a las que llaman ‘inteligentes’. Esperaremos.

Ignacio   Escrito por Ignacio   |   30 September 2015 0 comentarios
Tags : , , ,

Posts Relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios. Sé el primero en dejar uno!
Deja un comentario

Anterior
«
Siguiente
»
Delighted Black designed by Christian Myspace In conjunction with Ping Services   |   French Teacher Jobs   |   Maths Teacher Jobs